Hong Kong, la ciudad de los rascacielos

7 diciembre, 2013 a las 3:56
The Peak

Desde The Peak

Nuestro paso por Hong Kong fue un poco improvisado: como el vuelo a Delhi desde Hanoi hacía escala aquí, pedimos a la compañía con la hemos estado gestionando nuestros vuelos de One World Ticket que nos dejara un par de días de margen para aprovechar y conocer la ciudad.

En Hong Kong nos esperaban Christine y Kit, una pareja muy simpática que nos había ofrecido el salón de su pequeño pero coqueto apartamento para alojarnos. Nos habían explicado cómo llegar del aeropuerto al centro de Hong Kong* por lo que fue muy fácil llegar hasta su casa sin el estrés de las primeras horas que se suelen pasar en un país nuevo (ayudó bastante que Hong Kong sea una ciudad moderna con buenos servicios de transporte público).

Teníamos sólo 3 días para disfrutar de la ciudad así que no tardamos mucho en dejar las cosas en casa de Christine y Kit y salir a conocer un poco las calles del centro, con muchas subidas y bajadas, llenas de rascacielos, infinitos edificios de apartamentos, tiendas, bares, puestos callejeros de fruta, pequeños restaurantes de comida local…

Tras varias horas de caminata y ya de noche, volvimos a casa (agotados) así que, tras una buena conversación con nuestros anfitriones, preparamos nuestros sacos de dormir y nos despedimos hasta el día siguiente.

Hong Kong

Un poco de todo

Casa de Kit y Christine

Casa de Kit y Christine

Para el segundo día Christine nos había aconsejado ir a la zona de Mong Kok (en la isla de Kou Fong), donde se concentran calles y calles de todo tipo de comercios y mercados: pájaros, flores, ropa de mercadillo, electrónica libre de impuestos, ropa de deporte, souvenirs ¡todo lo que te imagines!

Mercados Mong Kok

Mercados Mong Kok

Acabamos la ruta disfrutando de las vistas de Hong Kong desde el paseo de la fama, en Victoria Harbour y volvimos a casa para cenar con Chris y Kit que nos habían preparado una cena vegetariana de productos locales, tras la que tocó otra sesión de animada conversación sobre viajes, música, marketing online… las cosas típicas ;)

Victoria Harbour

Paseo de la fama de Hong Kong

Monumento Bruce Lee

Como no, en el monumento a Bruce Lee

El tercer y último día pasamos la mañana en la isla de Lantau, una zona casi virgen en la que hay varios templos y reclamos turísticos conectados por una eficiente red de autobuses (billete de un día para coger todos los buses que quieras HK$35=3,33€). Vimos el Gran Buda y el pueblo de pescadores de Tai O.

Big Buddha

Big Buddha, isla de Lantau

Hong Kong Big Buddha

Subiendo al Gran Buda

Big Buddha

Big Buddha, Hong Kong

Tai O

Tai O, Lantau, Hong Kong

Tai O

Pueblo de pescadores de Tai O

Después de recorrer este pintoresco pueblecito de minúsculas casas de hojalata volvimos al centro para visitar The Peak, el sitio más célebre de Hong Kong (dejamos lo mejor para el final). Cogimos el bus 15 en la estación de Central que cuesta HK$9.80 (0,93€) y tarda 1 hora en subir a un mirador que ofrece una de las mejores vistas urbanas de noche que hemos visto hasta ahora.

Hong Kong

Hong Kong, The Peak

Por la mañana, como despedida, Kit bajó a comprar un desayuno típico de Hong Kong versión vegetariana para que probáramos más cosas, un detallazo más de estos geniales anfitriones que nos hicieron pasar ¡3 días hongkonudos!

Desayuno en Hong Kong

Desayuno en Hong Kong, versión vegetariano

Volvimos a coger el bus E11 para ir al aeropuerto (teníamos la parada enfrente de su casa) que en unas horas nos llevaría a nuestro siguiente y (por desgracia) último destino de este año ¡la India!

 

*(Bus E11, cuesta HK$21 (1,95€), ¡y el conductor no da cambio! Tarda entre una hora y hora y media en llegar al centro.