El monopolio del Machu Picchu

18 febrero, 2013 a las 19:43

A la hora de investigar la forma más económica de visitar Machu Picchu nos dimos de cara con una realidad que es un poco desesperante la verdad.

Hay tres formas de ver el Machu Picchu:

- La más cómoda y completa, pero más cara, es contratar un tour:

Hay de todos tipos y duración: desde un día a una semana, algunos incluyen trekking, BBT, rafting, baños termales… con porteadores que te llevan la mochila, cocineros, alquiler de equipo… Estos tours suelen costar por el estilo en todas las agencias y suelen estar a partir de los 200USD. Si los tienes, esta opción es la más cómoda sin duda, aunque debes ser consciente de que estás pagando mucho más de lo que vale.

- La opción intermedia es comprar por tu cuenta los billetes a Aguas Calientes y la entrada a Machu Picchu.

Esta opción es más ecónomica que la de los circuitos organizados pero no por ello es barata. Consiste en ir en bus (colectivo, 2-3€) hasta Ollantaytambo y coger el tren desde allí hasta Aguas Calientes (la compañía Perú Rail es más barata que Inka Rail sólo si coges el tren de las 06:30 de la mañana, pero lo menos que te puede costar, con cualquiera de las dos, es 75€ ida y vuelta*). Además, debes comprar por tu cuenta en el Departamento Regional de Cultura las entradas para el Machu Picchu (a nosotros nos aconsejaron comprar también para el Waynapicchu, una montaña que queda detrás del Machu Picchu que permite sólo 400 visitas al día y desde donde puedes contemplar unas impresionantes vistas), las entradas de Machu + Wayna cuestan 43€ adulto/17,5€ estudiantes.

- La tercera opción es la más barata con diferencia: coger un bus hasta Santa Teresa (en la parte de atrás del Machu Picchu) y continuar a pie.

Hay que coger un “autobús” en dirección Quillamamba y bajar en Sta. María. Allí, hay que coger un colectivo hasta Sta Teresa (preguntar dónde queda la parada de la Hidroeléctrica). Desde allí hay una preciosa caminata de 3 horas por las vías el tren hasta Aguas Calientes. No sabemos cuánto cuesta el bus hasta Sta. Teresa, pero seguro que cuesta infinitamente menos que el tren. Otra opción es, desde Ollantaytambo, pedir que te lleven al Km82 y desde allí continuar a pie una caminata de entre 6 y 8 horas por las vías del tren.

Incovenientes: en época de lluvias las carreteras (que ya de por sí dan miedo) suelen sufrir derrumbamientos, cortes, retrasos de hasta 12 horas… y precisamente la ruta desde Ollantaytambo hasta Santa Teresa se vuelve bastante peligrosa en este sentido. Nos recomendaron no hacerla porque justo en febrero estamos en plena temporada de lluvias (aunque nosotros no hemos visto llover mucho), no hemos querido arriesgarnos y tomamos la 2ª opción, pero en cualquier otra época del año habríamos elegido la de la caminata de 3 horas, sin duda. Ahora nos toca estar 3 días sin comer :-P

*¿Por qué es tan caro el tren?

Básicamente se debe a que es la única forma de llegar a Aguas Calientes. Un chico de Cuzco que conocimos en couchsurfing nos contó que la empresa que gestiona estas vías es chilena y que hizo un pacto con el antiguo gobierno de Fujimori para que éste no construyera una carretera que le hiciera la competencia. Así de claro. Así de increíble.

Pero lo peor no es que esta empresa ponga precios desorbitados por un trayecto de 1 hora y media, lo peor es que ¡no hay vía de evacuación terrestre desde Aguas Calientes!

Este mismo chico, que trabaja en salvamento de montaña, también nos contó que hace unos años tuvieron que evacuar a miles de turistas del Machu Picchu por aluviones ¡con 4 helicópteros! Y peor aún, el gobierno eligió rescatar primero a los turistas y no a los peruanos que viven en Aguas Calientes (a menos altura y por lo tanto, con mayor riesgo) para que no saltara la noticia a nivel internacional. Sin palabras, dan ganas de mandar a paseo el Machu Picchu y en general, todo lo turístico de Perú, porque vayas donde vayas te hacen pagar una pasta y los precios te los dicen en dólares directamente. Es agotador.