Cuzco y Machu Picchu

18 febrero, 2013 a las 22:18

¡Por fin hemos encontrado el tiempo y el lugar para poneros al día de nuestras aventuras!

Llegamos hace una semana a Cuzco y, lo que pensamos que iba a ser una ciudad de paso en nuestro camino a Machu Picchu, resultó sorprendernos muchísimo. Cuzco es un tranquilo pueblo de montaña (a 3300m), rodeado de cerros, con un centro muy cuidado y limpio. Numerosas iglesias salpican la ciudad y se alternan con casas tradicionales de piedra con balcones de madera, porches y flores. ¡Qué bonito es Cuzco!

Esta vez nos quedamos en el albergue Pariwana, recomendable 100%. Está ubicado cerca de la Plaza de Armas, las camas son cómodas, las habitaciones se extienden en dos pisos que dan al patio central, un relajado patio rodeado de porches con enredaderas. El albergue organiza miles de actividades diarias y tienen un servicio de información turística completo (ojo si contratas algún servicio, la comisión es casi del 50%). Hay barra libre de tés y hojas de coca las 24 horas, una sala enorme de internet (desde donde escribimos), bar/restaurante, sala de tv… ¡y un personal muy amable!

Estuvimos 4 días en Cuzco porque cuando fuimos a reservar las entradas para Wuaynapichu + Machu Picchu no había plazas hasta el domingo (hemos escrito un post sólo para el tema del Machu Picchu).

El sábado por la mañana dejamos el albergue de Cuzco para dirigirnos al pueblo de Aguas Calientes, el más cercano al Machu Picchu. Tras 1 hora en un colectivo hasta Ollantaytambo, cogimos el tren de Inka Rail (1 hora y media) que nos llevaba directamente a Aguas Calientes, pasando por un precioso valle verde por el que circula el río Urubamba. Al llegar al pueblo estaba cayendo una lluvia muy fuerte así que nos dirigimos con rapidez al albergue que habíamos reservado, el Supertramp hostel.

Por la tarde ya había parado la lluvia, así que decidimos ir a conocer el pueblo, que la verdad es muy pequeño pero bastante bonito. Todo está enfocado al turismo ya que por cualquier lugar se ven restaurantes, hostales y tiendas de artesanía. Aguas Calientes está increíblemente construido en medio de unas montañas verticales altísimas, lo cual da un poco de miedo, y todas las calles son peatonales por lo que se puede pasear tranquilamente por allí.

Al día siguiente nos levantamos muy pronto (4:45 am) para desayunar y subir en una caminata de 2 horas al Macchu Picchu, pero la tremenda lluvia lo hizo imposible, por lo que decidimos esperar un poco y subir en una de las guaguas que hacen el recorrido desde el final del pueblo hasta las ruinas, que por cierto es un robo ya que cobran USD$9.50 por subirte 15 minutos. A las 7 de la mañana entramos a las ruinas y rápidamente fuimos a subir el Wayna Picchu, puesto que teníamos acceso entre las 7 y las 8 am. En 1 hora de duro ascenso en 400 metros de desnivel se llega a la cima, pasando por preciosas ruinas incas y una pequeña cueva. ¡La vista del Macchu Picchu desde alli es espectacular!

Otra hora de bajada y ya estábamos a los pies de las ruinas por donde estuvimos paseando un buen rato. Al no haber contratado guía no nos enteramos de toda su historia, salvo algunas cosas que íbamos escuchando de grupos de turistas, pero aún así recomendamos recorrerlo entero y descansar después en una de sus terrazas o andenes con vistas al río y las montañas: precioso. Los expertos dicen que las ruinas se están hundiendo mucho por lo que no es de extrañar que un futuro se limite el acceso como en el caso del Wayna Picchu.

Para volver al hostal había 2 opciones, o bajar en la guagua pagando de nuevo, o bajar caminando 1 hora y pico montaña abajo, por lo que decidimos la segunda, y hoy tenemos unas agujetas tremendas jeje.

Hoy ya estamos de vuelta en Cuzco pero sólo para coger la guagua a Puno, en la orilla del Lago Titicaca. Alli pasaremos 1 noche y ya dejaremos El Perú. ¡Escribiremos de nuevo desde Bolivia! :)

¡¡Hasta pronto!!

Cuzco, Plaza de Armas

Cuzco, San Francisco

Cuzco, Plaza de Armas

Cuzco, Plaza de Armas

Cuzco, Plaza de Armas

Nuestro albergue en Cuzco

 

Subiendo el Waynapicchu

Caminico de subida al Waynapicchu

Subiendo al Waynapicchu

¡Llegamos a la cima del Waynapicchu! estamos agarrados a la roca porque lo de detrás es puro precipicio

Vistas del Machu Picchu desde el Waynapicchu

Bajando ya del Waynapicchu

Subiendo al hermano pequeño del Waynapicchu

Vicuñita a gusto en Machu Picchu

Como no ¡la foto oficial! La montaña alta al fondo es el Waynapicchu