Oslob, Dumaguete y Apo Island

23 marzo, 2014 a las 8:20
Erik nadando con una tortuga

Erik nadando con una tortuga

En el último momento cambiamos nuestros planes y decidimos que después de dejar Malapascua iríamos hasta Dumaguete, al sur, en la isla de Negros, para hacer snorkel con torutugas.

Hicimos una parada técnica en Cebú City para comprar una cámara porque nuestra cámara de fotos (que ya salió de Barcelona bastante tocada) pasó a mejor vida un soleado día de playa en Malapascua. Todo intento por resucitarla fue en vano.

Con nuestra nueva compañera de viaje a la que sólo le falta cocinar, salimos a las 5am de Cebú rumbo a Oslob (bus 150 pesos 2,44€) y en tres horas llegamos a Tan-awan, el punto donde se concentra uno de los negocios más lucrativos de Filipinas: el buceo con tiburones ballena.

Si le dices al conductor que vas a nadar con tiburones, te dejará en este punto, donde se aglomeran una serie de centros de buceo que te cobran la friolera de 1100 pesos (17€) por nadar 30 minutos con los tiburones ballena a los que echan comida para ¨retenerlos¨ en la zona.

Aunque no es la forma más ¨natural¨ de hacerlo, nadar con estos animales es algo impresionante, miden hasta 12 metros y verlos de cerca debajo del agua es una experiencia inolvidable. A nosotros nos agobió un poco que los barquitos que te llevan hasta ellas estén tan pegados a las ballenas y a los turistas pero no dejó de ser una experiencia única.

Antes de meterte al agua te dan una pequeña charla sobre las precauciones que debes tener para no molestar a los animalicos, (precauciones que ellos se pasan por el forro) sobre todo que no debes tocar a las ballenas, bajo pena de multa. Esto resulta obvio, pero no siempre es fácil, porque entre los barcos, la gente y las propias ballenas que van cambiando de dirección ¡a veces es el enorme cetáceo el que te toca a ti!

Oslob Tiburón Ballena

Nadando con tiburones ballena en Oslob

Whale shark, oslob

Impresionante

Nuestro consejo es, si se puede, dormir en Tan-awan y hacer la visita a las 6am, ya que es la única forma de tener a las ballenas prácticamente para ti solo.

Os dejamos un vídeo del momento para que os hagáis una idea de lo impresionantes que son los tiburones ballena:

Cuando terminamos nuestro chapuzón entre ballenas nos dimos una duchita, recogimos nuestras cosas y paramos el primer autobús que pasaba por la carretera en dirección a Liloan, el puerto donde se cogen los barcos a Dumaguete (30 pesos (0,40€) por un bus de Ceres Liner con aire acondicionado).

El bus nos dejó en el desvío a Liloan 15 minutos más tarde y desde allí caminamos 5 minutos hasta el muelle. Hay un ferry que cruza a Sibulan (el puerto en la isla de Negros más cercano a Dumaguete) por 70 pesos (1,14€), pero también hay bangkas que lo hacen por 37 pesos (0,60€) en el muelle de la derecha, caminando 150m.

Isla de Negros, Filipinas

Cambiamos a la isla de Negros

Una vez en Sibulan cogimos un concurrido jeepney por 10 pesos (0,16€) hasta el centro de Dumaguete y allí nos apuntamos para hacer una excursión a Apo Island al día siguiente en Harold´s Mansion, un albergue que nos habían recomendado. Nos pedían 1000 pesos por la excursión con el traslado al puerto, el barco, la comida y tres paradas para hacer snorkel, desde las 7am hasta las 4pm. Como no nos apetecía ponernos a investigar en otros sitios con las mochilas a cuestas y ya nos habían recomendado el sitio nos apuntamos.

Comimos unas cazuelitas buenas y baratas en el ¨eatery¨ de enfrente y nos fuimos a casa de Sunjin, una couchsurfer que nos había invitado a pasar unos días en su casa: un luminoso adosado en la zona norte de Dumaguete, a una distancia lo suficientemente cómoda para moverse a pie hasta el centro, el puerto etc…

Después de una breve siesta salimos a dar una vuelta por Dumaguete y descubrimos una ciudad tranquila y amable, sin un atractivo increíble, pero mucho más agradable que Cebú o Manila y que es un buen punto base para explorar unos bonitos alrededores: Apo Island, los  lagos gemelos (Twin lakes), baños termales…

Iglesia de Dumaguete

Iglesia de Dumaguete, con cartel antiabortista en la reja de entrada

We Love Dumaguete

We Love Dumaguete

Al día siguiente bien tempranito nos fuimos rumbo a Apo Island, una islita muy, muy pequeña que es el paraíso del snorkel por su coral y su fauna marina, especialmente sus preciosas tortugas. Se puede dormir en Apo, pero la zona habitada de la isla es extremadamente pequeña, así que si queréis desconectar de la ciudad unos días, es más interesante ir a la vecina Siquijor para disfrutar de unos días de playa y buceo en ambiente mochilero, con un mayor abanico de ofertas.

Aquí van unas cuantas pruebas gráficas de nuestro paso por Apo:

Apo Island, Filipinas

El ¨pueblo¨ de Apo Island

Tortuga en Apo Island

Son preciosas ¡y algunas son enormes!

Apo Island, Filipinas

Apo Island, Filipinas

Apo Island, coral

Apo Island, coral

Volvimos a Dumaguete en un ajetreado viaje de vuelta en bangka, la tormenta tropical que andaban anunciando desde hacía unos días parecía estar empezando, aunque una vez en tierra, todo parecía tranquilo. Compramos el billete a Bohol para el día siguiente y volvimos a casa de Sunjin a descansar y disfrutar de una deliciosa cena japonesa.

Casa de Sunjin

Cena en casa de Sunjin

Cuando al día siguiente fuimos al puerto, resultó que todos los barcos estaban cancelados hasta nuevo aviso a causa del tifón ¨Caloy¨. Cuando la tormenta tiene nombre propio, empieza a asustar… No nos quedaba más remedio que esperar a que pasara la tormenta en Dumaguete y renunciar a Bohol y sus Montañas de Chocolate, porque en 4 días tenemos un vuelo desde Cebú a Palawan, una isla al oeste de Filipinas.

Tifón Caloy

¨No hay viajes debido al tifón Caloy¨, ¡nos quedamos en Dumaguete!

La casulalidad ha hecho que nos reencontráramos aquí, en Dumaguete, con Blanca y Alex, dos médicos catalanes que estuvieron trabajando como voluntarios en la isla a la vez que nosotros. Como volver a casa de Sunjin nos parecía abusar, buscamos un alojamiento y, dado que el Harold´s Mansion (donde están alojados Blanca y Alex) está lleno, nos hemos alojado en el hostal de al lado, el Pamela´s, en una habitación con baño, aire acondicionado y tv por 550 pesos (8,96€), desde donde os escribimos estas líneas. La lluvia no nos ha dejado movernos mucho hoy así que estamos descansando y viendo pelis mientras el sonido de la lluvia se cuela por la ventana.

Mañana tenemos intención de volver en dirección a Cebú para llegar a coger el avión del miércoles, cruzamos los dedos para que cese la lluvia y haya barcos para cruzar de isla a isla. Os contaremos el desenlace en el próximo post. ¡Estad atentos!

¡Un abrazo!