Kuala Lumpur, regreso al futuro

27 julio, 2013 a las 12:51
Petronas, Titiwangsa, Kuala Lumpur

Atardecer en el lago Titiwangsa

Después de disfrutar de unos días en Melaka nos fuimos a la capital, Kuala Lumpur, sin saber demasiado qué esperar de ella y la verdad es que nos llevamos una gran sorpresa: KL es una ciudad moderna e histórica a la vez, en la que rascacielos de cristal y acero y centros comerciales de todo tipo se entremezclan con mezquitas y templos.

Lo primero que nos llamó la atención de Malasia es que aquí las cosas volvían a funcionar bien: los autobuses, trenes, metros… son modernos y están organizados, es rápido y cómodo moverse entre ciudades y dentro de ellas, aunque por el contrario algunos sitios en Kuala Lumpur son un poco difíciles de acceder a pie y no siempre es una ciudad cómoda para pasear.

Aunque intentamos seguir comunicándonos en Bahasa (salvo algunas excepciones de vocabulario, es igual que en Indonesia) todo el mundo habla inglés, así que en cuanto al tema del idioma no hemos tenido ningún problema.

En cuanto al alojamiento, alojarse en el centro es más caro que en otras ciudades, pero nosotros, excepto el último día que nos quedamos en el barrio chino, estuvimos en casa de Michael, un jovencísimo, inteligente y simpático couchsurfer alemán que, a sus 21 años, está haciendo unas prácticas en KL relacionadas con el marketing online (no nos faltó tema de conversación) ;-)

Michael, Erik y yo

Michael comparte con su jefe y otro colega un moderno apartamento en un impresionante condominio prácticamente en el centro de la ciudad, con gimnasio, sala de juegos y una piscina con vistas. Según sus propias palabras “Tengo tanta suerte de vivir en un sitio así que, simplemente, quería compartirlo“.

La piscina de casa de Michael

Gente así no se encuentra todos los días así que estamos más que encantados de haber compartido 3 días de nuestro viaje con Michael y visitar junto a él las Torres Petronas de noche, cenar en Chinatown, pasear por el Golden Triangle, ver el atardecer sobre el lago del parque Titiwangsa

Torres Petronas, Kuala Lumpur

Torres Petronas, Kuala Lumpur

Atardecer en el lago Titiwangsa, Kuala Lumpur

Chinatown y Golden Triangle, en Kuala Lumpur

Chinatown y Golden Triangle, en Kuala Lumpur

Chinatown, en Kuala Lumpur

Chinatown, en Kuala Lumpur

Por nuestra cuenta recorrimos Merdeka Square (Plaza de la Independencia, el antiguo campo de cricket sobre el que ahora se alza la descomunal bandera de Malasia), Little India (otra decepción, porque realmente de la India sólo hay una calle, el resto es un abarrotado mercadillo musulmán en el que no se vende otra cosa que ropa de mujer hasta los tobillos y velos para la cabeza), los Lake Gardens (fue muy difícil encontrar la entrada a pie, lo mejor es preguntar varias veces por el camino desde la estación KL Sentral), las Petronas de día, rodeadas de su parque central y las Batu Caves (un sistema de cuevas de 13km que los hindús tomaron como templo de oraciones, al que se accede subiendo 272 escaleras custodiadas por una estatua dorada de Murga de 43 metros de alto).

Sultan Palace, Merdeka Square, en Kuala Lumpur

Plaza Independencia Kuala Lumpur

Merdeka Square (Plaza Independencia) en Kuala Lumpur

Batu Caves

Estatua de Murga de 43m, a la entrada de las Batu Caves

Batu Caves

La entrada a los 272 escalones que conducen a las Batu Caves

Batu Caves

Llegando a las Batu Caves

Batu Caves

Batu Caves

TeksisoSeksi

Cosas de Malasia…

Después de 5 apasionantes días en la capital malaya tocaba ir a un destino más relajado. ¿Qué mejor sitio para huir de la gran ciudad que la isla de Tioman?

Próximo capítulo: Tioman: sol, agua turquesa y selva.