¡Hasta la vista!

31 diciembre, 2012 a las 16:32

Barcelona había encendido las luces de Navidad y olía a castañas y boniatos cuando nos despedimos de ella. Con una extraña sensación en el estómago, entre el pavor absoluto al abandonar lo cotidiano y las ganas infinitas de pasar las navidades en casa, terminamos de tachar de la lista esas cosas que teníamos que repetir antes de dejar la ciudad, disfrutamos de varias reuniones de despedida con toda esa gente a la que le deseas lo mejor del mundo y a la que te prometes volver a ver a la vuelta, adecentamos la casa que durante 3 años llamamos “hogar”, empaquetamos nuestros bienes materiales (por suerte, mucho menores que los inmateriales) y los metimos en una furgoneta. ¡Hasta la vista Barcelona!

Erik se fue a Tenerife y yo, me he venido a Zaragoza, uno a 25º y otra a 7º, pero los dos vamos a disfrutar de la Navidad entre familia, champán, amigos, mazapanes, villancicos, cotillones, risas y regalos, a seguir haciendo despedidas con la gente de la ciudad a la que nunca dejaremos de llamar “casa”, a trabajar un poquito en Mivuelobarato ¡y a preparar las mochilas!

El próximo artículo, será desde el otro lado del charco :-)

¡Feliz 2013 a todos!