Halong Bay, Patrimonio de la Unesco

4 diciembre, 2013 a las 6:24
Halong Bay

Halong Bay

Para visitar la célebre Halong Bay, nos habían recomendado ir a la isla de Cat Bat en vez de al pueblo de Halong ya que esta isla, además de ser bonita, tranquila y alojar un Parque Natural que es Reserva Mundial de la Biosfera, ofrece tours en barco por la zona más baratos.

Después de consultar varias webs nos decidimos por comprar el billete combinado Bus + barco rápido + bus que salen de la estación Luong Yen de Hanoi y por 210.000d (unos 7 euros) incluye el bus hasta Hai Phong (2 horas), allí se coge un barco rápido hasta el muelle del Norte de Cat Ba (45 minutos) y desde allí otro bus hasta Cat Ba Town (1 hora más o menos) todo está sincronizado por lo que en 4 horas estás ya instalado. Si compras todo por separado los horarios no suelen estar sincronizados y hemos oído que cuando llegas al muelle de Cat Ba, el único autobús que hay hacia el pueblo ha pasado ya.

Por primera vez Lonely Planet tenía los horarios correctos y había un autobús a las 7:20 y otro las 11:20. Pero nosotros no le habíamos hecho caso y, como habíamos visto en internet que había otro bus a las 08:15, nos plantamos a esa hora en la estación. ¡Nos tocó esperar 4 horas! Cosas del viajar…

Llegamos cerca de las 16:00 a Cat Ba Town y enseguida vino un chico a ofrecernos una habitación doble con baño, agua caliente, wifi… y vistas a la bahía, ¡por $6 ! (4,44€) no nos lo pensamos mucho y le seguimos junto con Pedro, un alicantino cantante de rock, filólogo y más majo que las pesetas que habíamos conocido por el camino y que se convirtió en nuestro compañero de aventuras durante los 2 días y medio que pasamos en la isla.

Para que veáis la diferencia respecto a Hanoi, el chico del hotel (la persona más sonriente que hemos conocido en Vietnam) nos quería alojar en el 5º piso para que tuviéramos las mejores vistas pero, al ver que yo cojeaba, nos ofreció una habitación en el 2º piso, lamentando que las vistas no fueran tan buenas… nos hizo 10% de descuento en el restaurante, nos ofreció alquiler de motos por $4 y el tour por la bahía en barco al mismo precio que los demás touroperadores pero con la diferencia de que nos invitó a desayunar el día del tour y nos aprovisionó con botellas de agua para el viaje. Nos confesó que no nos podía descontar dinero porque él ganaba $2 con cada tour, si nos hacía descuento se quedaba sin su comisión. Pena nos dio y todo… jajaja

El primer día paseamos por el paseo marítimo, fuimos al mercado, a cenar y poco más. El segundo día alquilamos unas motos para recorrer la isla. La primera parada fue el Parque Nacional (15.000d = 0,53€). Se pueden hacer dos recorridos, una subida de unos 50 minutos hasta una torre mirador que ofrece unas vistas impresionantes de las montañas y otro trekking de 18km que hay que hacer con guía (y te tienen que ir a buscar con barco al punto final) que recorre el parque de punta a punta y que con mi pie todavía convaleciente, quedaba fuera de mis posibilidades. Una pena porque seguro que es espectacular (cuando Pedro nos cuente qué tal fue, os lo contaremos).

Parque Nacional Cat Ba

Llegamos a lo alto del mirador en el Parque Nacional de Cat Ba

Aunque el tiempo no era soleado, por lo menos nos libramos de la lluvia mientras subimos al mirador y disfrutamos de los verdes picos de Cat Ba. Esta isla y la bahía son espectaculares cuando el cielo está claro, pero hay que tener un poco de suerte porque es fácil que se acumulen nubes en algunas épocas del año. Si se tiene tiempo es aconsejable planear al menos 4 días en la isla, para asegurarse de que en alguno se presente el sol. Nosotros no teníamos tiempo así que nos tuvimos que conformar con el cielo “parcialmente nublado”. Ya volveremos con sol…

Después de nuestra caminata por el parque, fuimos a ver la Cueva Hospital (30.000d=1,06€) , un enorme búnker de 3 pisos camuflado en el interior de una montaña que los vietnamitas utilizaron como hospital durante la guerra. Ahora parecen simplemente unas cuantas habitaciones de hormigón, pero imaginarse el lugar lleno de ajetreadas enfermeras, médicos y doloridos pacientes, bajo el sobrecogedor ruido de los bombardeos, pone la piel de gallina. Como siempre, en estos sitios históricos, lo mejor es echarle imaginación e intentar transportarse a la época del lugar, si no, parece que no le damos la importancia que merece.

Cueva Hospital, entrada

La entrada a la Cueva Hospital tenía su miga, tiene un sistema de cierre como el de las cajas fuertes…

Pasillo Cueva Hospital Cat Ba

Tenebroso pasillo en la cueva hospital

Saliendo de la Cueva Hospital Cat Ba

Saliendo de la Cueva Hospital Cat Ba

Cueva Hospital Cat Ba

Con Pedro, a la salida de la cueva hospital

Después de la cueva paramos para comer (ahora sí que nos tocó resguardarnos de la lluvia) y continuamos hacia Fort Canyon, que además de unas impresionantes vistas de la isla desde las alturas, tiene algunas construcciones históricas (búnkers, cañones, aparatos electrónicos militares…) bastante bien conservados.

Fort Canyon

Fort Canyon

Fort Canyon Bahia

Vistas de la bahía desde Fort Canyon, con sol tienen que ser espectaculares

Volvimos al hotel, contratamos el tour por la bahía para el día siguiente y nos fuimos a cenar y a tomar unas cervecitas en uno de los concurridos bares del pueblo en los que los clientes pueden poner su propia música (suena bien, pero es un peligro, sobre todo cuando la gente lleva encima unas cuantas copas de más y se empeña en poner su música por encima de todo).

A la mañana siguiente, disfrutamos de unos deliciosos pancakes de plátano cortesía del hotel y abordamos el barquito que nos iba a llevar por las bahías de Lan Ha y Halong durante el día, con varias paradas para hacer kayak, darnos un baño, explorar una cueva y comer. Todo incluido en el precio de $20 (17€). El día estaba nublado y fresquete pero no nos impidió disfrutar de las vistas: agua azul y peñascos kársticos de tamaño descomunal que parecen suspendidos sobre el agua debido a la erosión.

Barco Halong Bay

El barco con el que fuimos de excursión

Halong Bay, nublado

Halong Bay, por la mañana estaba más nublado

Kayak, Halong Bay

¡Hora del kayak en Halong Bay!

Kayak Halong Bay

Se puede entrar en muchas cuevitas en Halong Bay

Volvimos a las 16 de la tarde, dimos otra vuelta por el mercado para comprar algo de fruta y a descansar antes de cenar. Cenamos con Pedro y Amanda (una encantadora chica de Elche que se juntaba con nosotros por las noches ) y de despedida, las cervecitas de rigor. Al día siguiente Erik y yo volvíamos a Hanoi para coger el tren nocturno en dirección a Sapa, nuestro último destino en Vietnam.