Goa, unos días de relax

27 diciembre, 2013 a las 13:56
Atardecer en Arambol

Atardecer en Arambol

Teníamos claro que en nuestros últimos días antes de enfrentarnos a la invernal ¨vuelta a casa¨ queríamos sol y calor, así que ¿qué mejor sitio que las playas del norte de Goa?

Las playas de esta provincia, bastante célebres en los 70 por ser el origen de la música trance y por congregar a numerosos expatriados que se dejaban llevar por el ambiente hippy, la fiesta y las drogas, hoy en día siguen siendo lugar de reunión de muchos extranjeros dedicados al yoga, a la meditación y, en definitiva, a un ritmo de vida sereno y tranquilo en la playa. Aunque el ambiente de desfase de décadas atrás parece haberse relajado un poco, no es difícil encontrar fiesta.

Llum, una amiga que a principios de año pasó tres meses en India, me recomendó ir a Arambol, un pueblecito de playa en la frontera norte de la provincia, así que nos subimos a un tren que 27 horas después nos dejó allí. Hacerle caso a Llum ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado en el viaje (¡mil gracias!).

Tren Jhansi a Goa

En el tren de Jhansi a Goa

Arambol es pequeñito y está lleno de extranjeros, lo cierto es que en la zona de la playa hay más gente de fuera que locales y prácticamente todos los negocios son tiendas de souvenirs y ropa hippy (que un indio nunca se pondría). Normalmente esto es lo que hemos estado evitando durante todo el año, pero debemos reconocer que el ambiente es relajadísimo y el agobio de los comerciantes que vivimos en Rajastan aquí es inexistente, así que ha sido el sitio de India donde más tranquilos hemos estado.

Arambol, tiendas

Arambol, tiendas

Arambol, Goa

Arambol, Goa

Arambol, Goa, India

Paseando por Arambol

Se trata de un pueblo de edificios bajos que se extienden junto a una playa bordeada por palmeras y vegetación y llena de restaurantes y bares para todos los gustos. La gente del pueblo cada día se reúne al atardecer en una zona de la playa conocida como ¨sunset spot¨ para hacer yoga, meditación, malabares, acrobacias, leer… mientras disfruta de uno de los atardeceres más bonitos que hemos visto.

Atardecer en Arambol

Atardecer en Arambol

Arambol, luna

Despidiendo al sol

Arambol, Goa

Ambiente de la playa de Arambol

Al final, cuando el sol acaricia ya el horizonte, todos se reúnen en torno a los tambores para bailar desinhibidamente hasta que se hace de noche. Esto ocurre cada día, como un ritual que te llena de energía y te carga las pilas hasta el día siguiente.

Arambol, tambores

Bailando al ritmo de los tambores

Pasamos cinco escasos pero relajantes días en este ambiente de buen rollo en los que no hicimos gran cosa, excepto descansar al sol y acudir al mercado de las pulgas de Anjuna de los miércoles. Fue bastante raro hacer las compras navideñas a 30º en un bazar indio y, aunque es muy grande y puedes encontrar de todo, van muchos extranjeros y por lo tanto los vendedores triplican los precios de salida de las cosas haciendo que regatear sea agotador. Nosotros compramos un par de cosas y para el resto volvimos a Arambol…

Mercadillo de Anjuna

Mercadillo de Anjuna

Con mucha penita nos despedimos de Goa tras 5 días de sol y playa para volver hacia el norte, a Mumbai, donde pasamos los últimos 2 días de nuestra primera Vuelta al Mundo, antes de volver a casa. ¡Qué nervios!