Cancún y despedida de México

30 enero, 2013 a las 0:35
Cancún, México

Playa a la que se accede con el R1

Llevamos un par de días en Cancún. Como ya comentamos, es una ciudad poco práctica, el centro es feucho y la zona bonita (esta vez sí que la hemos conocido) se limita a una avenida kilométrica flanqueada por bloques de hoteles horrendos, estilo Benidorm, construidos a medio metro de la costa, sin espacio para disfrutar de las impresionantes playas caribeñas (qué casualidad que casi todos son de cadenas españolas, ¡cómo nos gusta el hormigón!).

Esta avenida no está preparada para pasear por ella (aunque sí que hay camino) por eso es poco práctica, sólo te puedes mover en coche o bus por ella. Lo bonito reside en que a un lado de la avenida están las playas (ocultas por los hoteles) y al otro lado se encuentra la laguna Nichupte con su zona de manglares… si se toma el autobús R1 se puede llegar hasta el mirador y desde allí, acceder a playas no colapsadas por los hoteles y sus clientes. Es lo único que merece la pena.

Así que estos días los estamos pasando en la playa, en 2 días hemos subido 5 tonos de moreno por lo menos, aquí el sol, cuando sale, castiga bastante ;-)

En estos días hemos visto algunas cosas curiosas como la forma que tienen de promocionar una farmacia:

Pasado mañana nos vamos ya de México, dejamos un trocito de nosotros aquí y nos llevamos la mochila cargada de experiencias. Nos ha enamorado la comida, los cenotes, las playas, la amabilidad de la gente, las ruinas, la historia… y sólo hemos disfrutado de una milésima parte del país. Prometemos volver a ver el resto. México lo merece.

Atardecer en Cancún